Encontranos en

Liga Uruguaya

Álvaro Butureira «Estamos orgullosos y agradecidos»

Butureira
Foto: Bruno Tasende

Álvaro Butureira es el Gerente de Marketing de la Federación Uruguaya de Basketball y además el coordinador de producción de eventos de la Liga Uruguaya en el Antel Arena.

Finalizadas las finales de la Liga en el nuevo escenario, Butureira realizó un balance de lo que fueron unas finales de gran nivel tanto deportivo como en el espectáculo brindado.

¿ Cómo se generó la idea de jugar las finales en el Antel Arena?

Durante 2018 tuvimos muchas reuniones con las autoridades de ANTEL, principalmente con la Gerencia General y Gerencia de Marketing. Por un lado había un fuerte deseo de llevar las finales al Antel Arena y por otro lado, considerando la magnitud edilicia del mismo había que crear una ingeniería financiera que nos pudiera facilitar la inserción de algunos partidos de Liga. Posteriormente en Noviembre y Diciembre tuvimos los juegos de Uruguay por las Eliminatorias para el Mundial con entradas agotadas y sin lugar a dudas eso fue una gran señal que nos dio el público. En el mes de Marzo retomamos el tema, generamos ámbitos de negociación que facilitaron la posibilidad de contar con el Antel Arena, después fueron
validados por los clubes semifinalistas y de esa forma concretamos la producción de la 5ta. Semifinal entre Nacional y Aguada y las finales, que terminaron siendo siete.

Fueron 8 partidos con muy poco tiempo entre cada uno de
ellos. ¿Cómo se prepararon para eso?

Si, es verdad. En menos de un mes tuvimos 8 juegos de la Liga Uruguaya, algunos de ellos cada 3 o 4 días y en cada uno de ellos tuvimos al Antel Arena con diferentes configuraciones. Por ejemplo, Aguada fue el que jugó esos 8 juegos y la distribución física de sus parciales, si bien mantuvieron el sector oeste del estadio, siempre fue diferente. Eso nos implicó realizar cambios en varias logísticas como ser en seguridad, portería, ticketing e inclusive en las activaciones de marcas. Sumado a eso, casi siempre después de cada final, el piso de la cancha se desarmaba para que al día siguiente se realizaran otro tipo de actividades. Otro elemento importante fue la altísima demanda de entradas que nos demandó muchas horas de
planificación junto a los clubes.

El compromiso de los recursos humanos y la planificación al detalle de cada evento fue en definitiva lo que nos expuso a una correcta organización.

– Desde la FUBB ¿Cómo se evalúa el saldo de la organización de las Finales de la LUB en Antel Arena ?

Hace unos años y gracias a un denodado trabajo de la FUBB con Tenfield, organizar las finales de la LUB es mucho más que organizar partidos de básquetbol. En nuestra posición consideramos que son espectáculos que requieren planificación estructural, alta logística de contenidos y estricto control de las ejecuciones con el fin de satisfacer a quienes pagan la entrada y a quienes pagan la TV cable para ver los eventos por VTV. Por eso es que el abordaje de la producción de las finales de la Liga Uruguaya de Básquetbol nos demandó más de 6 meses ya que tenemos que sincronizar múltiples aspectos logísticos, de marketing, de seguridad, de ticketing, políticos, institucionales, etc. que en definitiva hacen a un espectáculo global. Haciendo una retrospectiva inmediata, somos conscientes que tenemos varios aspectos a corregir pero en términos generales estamos orgullosos y agradecidos a quienes una vez más nos confiaron la responsabilidad de coordinar y armonizar los eventos organizados por la FUBB en el Antel Arena.

– ¿ Qué repercusiones han tenido ?

Ya han pasado varios días desde la finalización de la última final y aún nos siguen llegando comentarios que en su mayoría son muy agradables. Personalmente entiendo que estamos frente a un cambio cultural y que el básquetbol ha dado un salto de calidad con el Antel Arena. Las repercusiones mediáticas en redes sociales, las visitas internacionales que hemos tenido, los comentarios que se nos ha hecho llegar por parte de autoridades de FIBA como así también de Federaciones hermanas y de la inmensa mayoría de los dirigentes de los clubes afiliados a la FUBB, nos llenan de orgullo y no hacen más que reafirmar el camino de la profesionalidad, del esfuerzo colectivo de la absoluta convicción de que en base a la unidad grupal, todo es posible. El básquetbol es sinónimo de familia y para generarle valor a la familia, la unidad es primordial.

– ¿ Cuántas personas han trabajado para estos espectáculos ?

Generamos un equipo multidisciplinario muy amplio, con un fuerte
compromiso colectivo y con un fuerte mensaje: entender que todos éramos y somos eslabones de una cadena. Así fue que trabajamos espalda con espalda durante meses en base a lo planificado estratégicamente con los Neutrales de la FUBB, la Mesa de la LUB y Antel. En todas las áreas de actuación nos nutrimos con colaboradores y de profesionales de nuestra federación, de AEG que es el administrador del Antel Arena, de Antel, de Tickantel, del Ministerio del Interior, de la Guardia Metropolitana, de la Jefatura de Policía, entre otros. Fueron más de 400 personas que directa o indirectamente estuvieron con roles específicos en los eventos que produjimos en el Antel Arena desde el 6 de Mayo al 5 de Junio.

– ¿ En tu caso personal, para organizar estos megas eventos, es
una ventaja ser Delegado Técnico FIBA ?

Desde hace unos años FIBA tiene como meta la profesionalización de ciertos recursos humanos que son parte de las federaciones nacionales. A mediados de esta década tuve la suerte que me hayan identificado para formarme con cursos virtuales y presenciales de todos los aspectos relacionados a la producción y supervisión de eventos de basquetbol. Esta capacitación que la empecé en 2015 y sigue todas las semanas on line, me ha ayudado a potenciar mis estudios, mis experiencias laborales y cuando la FUBB me da el honor de requerir de mis servicios, aplico y comparto mis conocimientos en equipo.

Click to comment

Dejar comentario

+ leídos